Previene la corrosión por oxidación, la corrosión galvánica y el deterioro en las armas guardadas por un largo período de tiempo.